Aniversario de bombas de Hiroshima y Nagasaki: Perdón es primer paso para la paz

ROMA, 10 Ago. 13 / 09:25 am (ACI).- En el marco de la iniciativa impulsada por el Episcopado japonés “Diez días por la paz”, que conmemora a las víctimas de los bombardeos atómicos de Hiroshima y Nagasaki de 1945, el Presidente del Consejo Pontificio Justicia y Paz,  Cardenal Peter Turkson, señaló que “el perdón es el primer paso para conseguir la verdadera paz, don de Dios”.

El Cardenal Turkson, celebró una Misa el viernes 9 de agosto en Nagasaki, ciudad japonesa que junto con Hiroshima –donde también celebró la Eucaristía el 6 de agosto– recuerda a la humanidad el horror de la guerra y la apremiante necesidad de impulsar la paz en el mundo.

En la celebración en Nagasaki, en la catedral Urakami, la zona donde están las colinas de los suburbios más afectados por el bombardeo atómico, el Purpurado invitó a impulsar la paz en el mundo.

En particular dijo que “la paz es el fruto de una colaboración entre Dios y la humanidad, porque si bien es cierto que es Dios el que ofrece al hombre el don de la paz, también es cierto que la humanidad debe trabajar asiduamente por la paz, con amor”.

“El perdón gratuito de Dios reconstruye la alianza con su pueblo, pero requiere que el mismo pueblo lo reciba con humildad y corazón dolido por los errores”, dijo el Cardenal.

Según señala Radio Vaticano, el presidente del Pontificio Consejo Justicia y Paz, evocó el pasaje de las Bienaventuranzas, donde Jesús enseña a sus discípulos que la bendición del Reino de Dios no es la felicidad que suele indicar el mundo, como “la riqueza y popularidad”, sino algo que el ámbito temporal “no puede satisfacer”.

“Jesús enseña que la verdadera paz y la verdadera felicidad van más allá de la humanidad pecadora, la verdadera paz y la verdadera felicidad nos son donadas por el amor de Dios, que no nos trata conforme a nuestros pecados”, reiteró el Cardenal Turkson.

Para concluir la homilía de la Misa que presidió en Nagasaki, el Purpurado alentó a los fieles católicos en todo el Japón y en el mundo a “buscar la paz en constante oración, trabajando por paz en el seguimiento de Cristo”.

Etiquetas: Japón, Paz, Hiroshima, bomba atómicaImage

Advertisements

San Miguel Arcangel

Image

¿Por qué necesitamos a San. Miguel en estos tiempos?

Como remedio contra los espíritus infernales que se han desencadenado en el mundo moderno, somos llamados a invocar y buscar la ayuda de San. Miguel Arcángel. Dice el Cardinal Mermillod: “En estos tiempos, cuando la misma base de la sociedad esta tambaleándose como consecuencia de haber negado los derechos de Dios, debemos revivir la devoción a San Miguel y con el gritar: “¡¿Quién como Dios?!”

San Francisco de Sales: “La veneración a San Miguel es el mas grande remedio en contra de la rebeldía y la desobediencia a los mandamientos de Dios, en contra del ateísmo, escepticismo y de la infidelidad.”

Precisamente, estos vicios son muy evidentes en nuestros tiempos. Mas que nunca en nuestra era actual necesitamos la ayuda de San. Miguel en orden a mantenernos fieles en la Fe. El ateísmo y la falta de fe han infiltrado todos los sectores de la sociedad humana. Es nuestra misión como fieles católicos confesar nuestra fe con valentía y gozo, y demostrar con celo nuestro amor por Jesucristo.

Como individuos, como naciones, como Iglesia, estamos en gran batalla espiritual. Es nuestro deber de amor usar todas las armas espirituales para batallar con amor, fortaleza y astucia. La Virgen dijo a la Venerable María Agreda: “Mi hija, no hay palabras humanas que puedan describir el horror del mal que hay en Lucifer y en sus secuaces; y como sus dardos están dirigidos a la destrucción del hombre. Su gran malicia, su astucia, sus mentiras, sugerencias, sus insinuaciones y tormentos se dirigen a la mente y al corazón humano. El trata de aplastar toda obra buena, de destruirla, de esconderla. Toda la malicia que su mente es capaz de poseer quiere inyectarla en las almas. Contra estos ataques, Dios da su admirable protección, si el hombre tan solo cooperara y correspondiera.

En 1994, antes de la Conferencia en el Cairo, donde se libraba una gran batalla entre la luz y la oscuridad; donde se determinaban temas de gran impacto para el futuro moral y social de la humanidad, su SS Juan Pablo II, pidió a todos los fieles católicos, que rezáramos la oración de San Miguel por la intención de esa conferencia.

Si en tiempo de tentación, tenemos el coraje de reprender al maligno y clamar la asistencia de San Miguel, el príncipe de la milicia celestial, el enemigo por seguro saldría huyendo. Si deseamos tener su protección, debemos imitar sus virtudes, especialmente su humildad y su celo por la gloria de Dios.

 

http://www.corazones.org/santos/miguel_arcangel.htm

Castillo de Bran

Image

Nunca he estado relacionado con el tema de los vampiros, este ha sido el motivo principal de todo el lio formado con mi familia, hasta ahora no he tenido ningun cpontacto con mienbros de esta religion, todo lo que han hecho es relacionarme con este tipo de mitos y leyendas, este ha sido el motivo principal de que me hayan quitado tioda la herencia,esto es toido.

Alfredo enrique peña diaz